Sociedad Cubana de Nutrición Clínica

 

 

Inicio > Patrimonio Histórico > Galería de Fundadores > In Memoriam: Dra. Cicely Williams

Galería de Fundadores.

IN MEMORIAM: Dra. Cicely Williams (1893 - 1992).

 

Atrás
 

 

La Dra. Cicely Williams, nacida en 1893 en Kew Park, Darliston, Westmoreland (Jamaica), es considerada como una pionera en el campo de la Pediatría y la Nutrición. Entre otros méritos, la Dra. Williams inició una campaña mundial contra el uso de la leche condensada como sustituta de la leche materna, y fue quien acuñó el término de "kwashiorkor" para identificar a una mortal enfermedad carencial infantil.

No fue hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial (1914 - 1918) en que la después Dra. Williams comenzó a familiarizarse con la práctica médica a través de cursos de primeros auxilios y enfermería. A la muerte de su padre, en 1916, la Williams decidió inscribirse en la Universidad de Oxford (Inglaterra), de donde se había graduado su padre, para estudiar Medicina. Hay que reconocer que la Williams fue una de las pocas mujeres admitidas como estudiantes de Medicina, y ello solo por la escasez de varones debido al llamado a filas del Ejército Real.

Después de graduada en 1923, la Williams trabajó intensamente en una de las primeras clínicas de Puericultura abiertas en el South London Hospital for Women and Children. De esta experiencia, la Williams se decidió por la especialidad de Pediatría. Su convicción de que el conocimiento de los antecedentes personales de sus pacientes era crucial para un exitoso diagnóstico y tratamiento definiría su ulterior práctica médica.

Una vez terminada la especialidad, la Williams solicitó ser enviada a ultramar para servir en algunas de las posiciones británicas en el Africa. Después de esperar durante 2 años, la Williams fue enviada a la actual Ghana, donde comenzó a trabajar en 1929. La ahora Dra. Williams pasó 7 en esa región, trabajando arduamente para mejorar las condiciones locales de salud. A su llegada, un salón servía a la vez de sala de espera, consulta, salón de examen, esterilización y dispensario. Ella se encargó de construir clínicas adecuadas para recibir, examinar y tratar a los enfermos, y creó un sistema de historias clínicas para el registro y la documentación de los casos. La Williams también inició clínicas dedicadas a la Puericultura y atendidas por enfermeras, donde se enfatizaba en la Nutrición como una herramienta para la salud materno-infantil. El impacto más inmediato de tales clínicas fue que disminuyó considerablemente la afluencia de pacientes a los hospitales.

El trabajo más importante de la Dra. Williams en el Africa, sin embargo, fue el diagnóstico del kwashiorkor: una afección común pero casi siempre fatal, y que durante mucho tiempo fue confundida con la pelagra (causada ésta por una carencia de niacina). Recién llegada al Africa, la Williams registró y monitoreó a los niños que se presentaban con vientres y piernas hinchadas en el hospital donde trabajaba , y en los que la piel adoptaba un color más claro que la de sus padres. La Dra. Williams se aventuró incluso a realizar autopsias de los niños fallecidos para entender mejor tal enfermedad, a costa de un inmenso riesgo personal. Muchos recuerdan que la Williams estuvo a punto de fallecer de una septicemia por Estreptococo hemolítico contraída después de una cortadura accidental durante tales procedimientos. Con asombro, comprobó que en muchos niños se encontraba un hígado graso. La clave para entender lo que en realidad era una deprivación proteica crónica del niño, unida a ingresos energéticos excesivos a base de almidones y azúcares, se la brindó una enfermera africana que había formado y entrenado. "Kwashiorkor" era la palabra en el dialecto local que denotaba la enfermedad que adquiría el hijo mayor cuando nacía el siguiente niño, y era destetado abruptamente, para ser alimentado con viandas. La exclusión de la leche materna, y la ausencia en la dieta de otra fuente de proteínas, provocaba cambios profundos en el metabolismo del niño, que terminaba desnutriéndose, enfermando y muriendo. Luego, la cura del Kwashiorkor era extraordinariamente simple- educación de los padres sobre las necesidades nutricionales de sus hijos. Sus experiencias quedaron inmortalizadas en 2 artículos clásicos [Williams CD. A nutritional disease of childhood associated with a maize diet. Arch Dis Child 1933;8:423-8; Williams CD. Kwashiorkor: a nutritional disease of children associated with a maize diet. Lancet 1935;229:1151-52].

La Dra. Williams siempre trascendió los límites de su formación occidental para aprender de los curanderos locales métodos alternativos para la cura de enfermedades conocidas para las cuales no había una solución satisfactoria en aquel entonces, como el tétanos y la meningitis.

A finales de los 1930's, la Dra. Williams fue invitada como conferencista de la Universidad de Singapur (Malasia). Inmediatamente notó que las compañías lecheras promovían (en contra de lo sabido) el uso de leche condensada (en vez de leche materna) para alimentar a los niños pequeños. Ello le sirvió para desencadenar una agresiva campaña contra las compañías lecheras, que incluyó hasta la publicación de un libro provocativamente llamado "Milk and Murder"/Leche y Muerte.

La Segunda Guerra Mundial (1939 - 1945) sorprendió a la Dra. Williams trabajando junto con otros 23 médicos en Malasia. A pesar de las precauciones, terminó cayendo prisionera de los japoneses, y de un terrible caso de disentería, que por poco acaba con su vida. Todavía convaleciente, la Williams fue trasladada a otra prisión japonesa. Después de dos años de hambruna, la Williams fue entregada a la policía secreta japonesa, quien la interrogó y torturó hasta el borde de la muerte durante 4 meses. Ante los magros resultados, los japoneses devolvieron a la Williams a la prisión de Changi, donde le sorprendió el Día de la Victoria. Gracias a sus amigos malayos, la Williams pudo recuperarse, y asistir como invitada de honor a la firma del acta de capitulación de los generales japoneses en Malasia ante Lord Mountbatten, antes de volverse a Inglaterra.

Con su salud y energía recuperadas totalmente, la Dra. Williams regresó a Malasia para convertirse en la primera mujer encargada de todos los servicios locales de salud materno-infantil. Para aquel entonces ya contaba con 52 años. Después de 3 años de estancia, regresó como conferencista a Oxford.

Entre 1948 - 1951 la Williams trabajó como consejera de la OMS Organización Mundial de la Salud, la primera en el área de la salud materno-infantil. Entre 1953 - 1955 se desempeñó como Profesora Titular en Nutrición de la London University. En 1960, la Dra. Williams marchó a Beirut (Líbano) para servir como Profesor de la Universidad Norteamericana de Salud Materna e Infantil, y donde permaneció por los próximos 4 años.

Con 70 años de edad, en 1964, la Williams se convirtió en Consejera del programa de entrenamiento de la Asociación de Planificación Familiar, puesto que desempeñó por los próximos 3 años. Con 90 años de edad, la Dra. Williams continuó con su carrera como conferencista invitada, aceptando compromisos en Nepal, Pakistán e Israel, entre otros países.

A lo largo de su extensa y fecunda existencia, como médico, investigadora, conferencista y experta/consejera de la OMS, la Dra. Williams trabajó en 58 países, y los métodos de salud materno-infantil desarrollados por ella se practicaron uniformemente en todo el mundo.

La Dra. Williams murió en Inglaterra en 1992, a la edad de 98 años. Ella es una de las mujeres jamaiquinas en particular, y caribeñas en general, que merecen el reconocimiento y agradecimiento de millones en el mundo por su infatigable labor a favor de la madre y el niño.

 

Fuente: Tortello Rebecca, MD. A pioneer, a survivor. Dr. Cicely Williams: Jamaica's Gift to the Field for Maternal and Child Health Care 1893 -1992. Aparecida en la sección Pieces of the Past, del periódico "Jamaica Gleaner".

 

2007 © Sociedad Cubana de Nutrición Clínica.
Fecha de Ultima Actualización: Viernes 7 de Diciembre del 2007.