Sociedad Cubana de Nutrición Clínica

 

 

Inicio > Productos y Novedades > Sondas nasogástricas: Sonda Levin

Sonda nasogástrica tipo Levin

 

Atrás
Inicio
 

 

La sonda Levin es un estándard de los cuidados hospitalarios. Fue diseñada por un médico norteamericano, el Dr. Abraham Louis Levin (1880-1940).

La sonda Levin es de un indistinguible color rojo, está construída de caucho duro, presenta una sola luz, tiene la punta cerrada, y cuatro orificios laterales cerca de la punta. Midiendo de la punta de la sonda hacia atrás, se observan marcas en forma de una, dos, tres y cuatro rayas, que indican longitudes en 37, 54, 67 y 68 centímetros, respectivamente. La finalidad de estas marcas es orientar al personal de salud sobre la longitud de la sonda a introducir. La distancia de la arcada dentaria hasta el cardias depende del sexo (léase género) del paciente. En el hombre, esta distancia es de unos 40 cm. En la mujer, es de 37 cm. Esto quiere decir que, en el caso de un adulto, la sonda debe introducirse por lo menos hasta la segunda marca (54 cm) para asegurar que quede colocada en la cavidad gástrica. Si se quiere que la sonda Levin se quede colocada en el esófago, se debe introducir hasta unos 3 cm antes de la primera marca.

Las sondas Levin tienen 115 cm de longitud, y vienen en calibres de 12F - 20F (1 F = 0.33 mm). Por consiguiente, una sonda Levin 18 F tiene unos 6 mm de diámetro (referido al diámetro externo).

La sonda Levin se usa primariamente para la aspiración del material contenido en el interior del estómago, y la descompresión de la cavidad gástrica, tal y como se desea en los estados post-operatorios de la cirugía gastrointestinal.

Las sondas Levin de la última generación se construyen de material plástico transparente, para permitir la inspección del material gástrico aspirado. El diámetro interno de estas nuevas sondas Levin es mayor, lo que facilita la aspiración del material contenido en el estómago.

La biocompatibilidad del material con el que está construída la sonda Levin es pobre, por lo que la probabilidad de desarrollar lesiones por decúbito a cualquier nivel, desde las nares hasta el esófago, es elevada. El calibre de la sonda Levin es muy grueso. La sonda Levin se endurece con el calor corporal y las secreciones gástricas, lo que incrementa el riesgo de desarrollo de lesiones por decúbito. Estas características obligan a cambiar la sonda Levin cada 7 - 10 días en aquellos casos de intubación nasogástrica prolongada.

La sonda Levin no está diseñada para la conducción de esquemas de nutrición prepilórica. En aquellas circunstancias en que sea necesario la administración de nutrientes en la luz gástrica, instale sondas biocompatibles, de calibre fino o mediano, construídas de poliuretano o silicona.

 

2003 - 2004 © Sociedad Cubana de Nutrición Clínica
Fecha de Ultima Actualización: Martes 21 de Diciembre del 2004.